¿La conjuntivitis siempre cursa con ojo lloroso?

La conjuntivitis suele ir asociada, en menor o mayor grado, a ojo lloroso, ya que la producción de lágrima –encargada de “limpiar” la superficie ocular–  aumenta como mecanismo de defensa del organismo ante cualquiera de los factores que provocan la patología (virus, bacterias, ácaros, polen, cloro de las piscinas…).