Cómo se diagnostica el glaucoma

Cómo se diagnostica el glaucoma
Solicita visita. Dinos qué día prefieres para tu próxima visita

Cómo se diagnostica el glaucoma

La detección y tratamiento precoz del glaucoma y la hipertensión ocular, a través de revisiones oculares, es esencial para prevenir daños irreversibles en el nervio óptico y la visión del paciente.  

Pruebas para glaucoma

Las pruebas para el glaucoma pueden ayudar a prevenir daños severos en la visión

A continuación, te explicamos qué exámenes oculares o pruebas oftalmológicas se realizan con más frecuencia a los pacientes con glaucoma, ya sea para el diagnóstico de la enfermedad o en controles periódicos de seguimiento.

¿Qué pruebas o exámenes se realizan?

Según el caso que presente el paciente, el oftalmólogo precisa realizar pruebas o mediciones, las más habituales en la consulta de glaucoma son las siguientes:

Tonometría 

La tonometría permite medir la presión intraocular y si esta es normal o está alterada. En este sentido, es especialmente útil para determinar si existe hipertensión ocular, principal factor de riesgo de desarrollar glaucoma:

  • Para evitar molestias o incomodidad para el paciente, esta prueba se realiza tras aplicar un colirio anestésico en el ojo.
  • Para realizar la medición se utiliza un instrumento llamado tonómetro que, por ejemplo, puede estar integrado en la lámpara de hendidura que usa el oftalmólogo para la exploración (Goldmann) o que, también, puede ser “de mano” (ICare).

Tonometría Goldmann

Tonometría con tonómetro Goldmann

Tonometría Icare

Toma de presión ocular con tonómetro Icare

Pese a que la presión ocular puede variar, según el paciente y el instrumento que se utiliza para la medición, se considera que el rango normal se sitúa entre los 12 y los 21 mmHg.

Oftalmoscopía 

Se trata del examen que realiza el oftalmólogo para explorar el nervio óptico (color y forma). Permite saber si existen daños en esta estructura ocular, debidas al glaucoma.

Oftalmoscopía Glaucoma

La oftalmoscopía permite examinar el nervio óptico

Para ello, generalmente, se utiliza una lámpara de hendidura y puede ser necesario dilatar la pupila con colirios. Asimismo, si existe sospecha de glaucoma, es posible que el oftalmólogo solicite pruebas complementarias, como una tomografía de coherencia óptica (OCT) o una campimetría (también llamada campo visual o perimetría).

Campimetría (campo visual)

Esta prueba diagnóstica ocular permite medir la zona en la que el paciente puede ver objetos fijando la mirada en un punto central, lo que permite saber qué amplitud de visión lateral o periférica posee.

Se trata de una de las pruebas más frecuentes en pacientes con glaucoma o sospecha de padecer esta enfermedad. 

Conoce más detalles sobre esta prueba aquí.

Gonioscopía 

Esta prueba se suele realizar durante el examen ocular, por parte del oftalmólogo.

Gonioscopía glaucoma

Gonioscopía en la consulta de glaucoma

Se lleva a cabo colocando una lente en contacto con la córnea que tiene unos espejos que, a su vez,  muestran si el ángulo entre el iris y la cornea tiene algún tipo de alteración, como por ejemplo:

  • Un bloqueo
  • Si es abierto (pacientes con glaucoma de ángulo abierto)
  • Si está cerrado o es muy estrecho (pacientes con glaucoma de ángulo cerrado)

Paquimetría

La paquimetría mide el grosor o espesor de la córnea.

Paquimetría glaucoma

Paquimetría en la consulta de glaucoma

Para el diagnóstico del glaucoma, es especialmente importante, ya que el grosor corneal puede modificar la medición de la presión intraocular. Por ejemplo, los pacientes con corneas más gruesas, pueden presentar presiones oculares “falsamente” elevadas, sin que esto suponga que el paciente padezca la enfermedad.

Conoce más detalles sobre esta prueba aquí.

OCT- Tomografía de Coherencia Óptica y Angio-OCT 

Estas pruebas permiten “escanear” las estructuras de las zonas anterior y posterior del ojo. Así, el oftalmólogo puede visualizar con gran precisión las capas que componen cada parte del ojo.

OCT en consulta glaucoma

OCT como prueba complementaria, para diagnosticar y hacer seguimiento del glaucoma

La OCT de nervio óptico es especialmente importante para el diagnóstico y seguimiento de los pacientes con glaucoma, ya que ayuda a detectarlo o descartar que el paciente lo padezca.

Más información:

Retinografía del nervio óptico y de la capa de fibras nerviosas de la retina

Esta fotografía realiza una captura de imagen en alta resolución, que permite determinar si existe daño glaucomatoso.

Retinografía en la consulta de glaucoma

La retinografía permite ver si hay daño ocular debido al glaucoma

Para más información, haz clic aquí

¿Por qué a veces es necesario realizar varias pruebas? 

Un correcto diagnóstico del glaucoma requiere, en ocasiones, varias pruebas diagnósticas, ya que de ello depende que el oftalmólogo pueda proponer el abordaje terapéutico más indicado para el caso de cada paciente, ya sea en el momento del diagnóstico o durante la rutina de revisiones periódicas y valorar la evolución de la enfermedad.