El 18% de los aficionados al deporte cree que la visión afecta a su rendimiento deportivo

La edad y la falta de luz son los dos factores que más perjudican la "visión deportiva", y el hecho de llevar gafas o lentillas es lo que más molesta, según una encuesta de IMO

Un 18% de las personas que practican deporte de forma habitual cree que su estado visual afecta, en mayor o menor medida, a su práctica deportiva, según una encuesta realizada por IMO entre 500 personas, un 90% de las cuales aficionadas al deporte. La mayoría aduce dificultades para ver nítidamente la pelota, principalmente a causa de la edad o de la falta de iluminación. Otros entrevistados consideran un handicap el hecho de tener que practicar una determinada disciplina utilizando gafas graduadas o lentillas, de las cuales preferirían prescindir.

"Más del 80% de los estímulos que recibimos es a través de la visión. Esto es especialmente importante en deporte", Laura González, optometrista de IMO

Por otro lado, solo un 26% afirma proteger sus ojos mientras hace deporte, aunque, en general, dicha protección se reduce, sobre todo, al uso de gafas de sol. La utilización de gafas deportivas, ligeras e irrompibles, que salvaguardan los ojos de posibles contusiones o pelotazos es una costumbre poco extendida en nuestro país, pese a ser muy recomendable.

De hecho, una de las personas entrevistadas afirma haber tenido problemas oculares serios al haber recibido un pelotazo mientras practicaba deporte. Por último, la mayoría de los encuestados dicen haber visitado alguna vez al oftalmólogo (77%), principalmente por una revisión rutinaria (57%) o relacionada con graduación o problemas refractivos (19%). Un 8% afirma haber ido por algún otro problema ocular, como conjuntivitis, accidente o lesión o presión intraocular alta, y otro 6% al notar algún síntoma, como disminución de visión, visión borrosa, dolores de cabeza o dificultades para leer.

La encuesta se realizó entre 500 personas durante el Open Banc Sabadell ’61 Torneo Conde de Godó, que se celebró a finales del pasado mes de abril en Barcelona. El 42% de los entrevistados tenía entre 20 y 40 años y el 90% afirmó practicar habitualmente una o más disciplinas deportivas, destacando el tenis (49%), el futbol (11%), el pádel (7%) o el esquí (5%)

Visión deportiva

Además de responder a la encuesta, estas 500 personas pudieron poner a prueba su "visión deportiva" mediante una serie de pruebas con las que optometristas de IMO midieron parámetros visuales muy relacionados con el deporte, como la agudeza visual dinámica, la visión periférica, la motilidad ocular, o la visión en 3D, entre otros. Según Maite Sisquella, del Departamento de Optometría y Refracción del Instituto, "en general la agudeza y habilidades visuales de los asistentes, en su mayoría deportistas, es buena, a excepción, en bastantes casos, de la acomodación – capacidad cambiar de enfoque con rapidez y eficacia – y de la visión de los colores, alterada en un número considerable de hombres".

Según la optometrista, "tener una buena visión es importante para mejorar el rendimiento deportivo y para evitar riesgos, como caídas o lesiones. Además, es importante proteger los ojos de posibles contusiones, pelotazos o bien de los efectos de la radiación solar, del cloro o del agua del mar y la arena de la playa". Utilizar gafas protectoras, así como gafas de sol, lentes de contacto que faciliten la oxigenación de la córnea o evitarlas totalmente en deportes acuáticos, son algunos consejos que IMO ofrece para la práctica deportiva y que están recogidos en una guía acaba de editar con el nombre de Visión de juego.