Mujeres en la ciencia: la mirada de IMO Grupo Miranza

Book an appointment. Tell us what date and time you prefer

La aventura de investigar con ilusión, esfuerzo y aprendizaje diario. 

Dia Internacional de la Niña y la Ciencia

Con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia (11 de febrero) reunimos a 3 especialistas del equipo de IMO Grupo Miranza. Nos hablan sobre sus profesiones, vocaciones y trayectoria.

¿Las conoces? Te las presentamos:

Tres miradas compartidas, con muchos puntos en común: ciencia, oftalmología, investigación, maternidad… y, por supuesto, IMO.

¡No te pierdas esta inspiradora conversación, en la que comparten historias y aprendizajes, retos de futuro y mucho más!

Vocación

¿Cuando erais niñas os veíais en la profesión que ejercéis actualmente?

Dra. Pomares: Sí, desde muy pequeña. Nada he tenido más claro en la vida. En 8º de EGB, la profesora de biología dio una clase de genética y quedé impresionada. Descubrí qué era la genética y me dije:“Yo quiero hacer esto”. Y, de hecho, tenía muy claro que quería centrarme en lo que me dedico ahora: las enfermedades hereditarias. Pero, entonces, no existía una carrera específica de genética, como ahora, así que después de la selectividad no tenía claro qué estudiar. ¿Biología o medicina? Ese fue mi gran dilema. Pero me decanté, finalmente, por la biología y aquí estoy.

Sandra: En mi caso, lo decidí más tarde, en el instituto. Soy miope desde niña, así que iba al oftalmólogo y me llamaba la atención el mundo de la visión. Así que estudié el grado de Óptica y Optometría, como primera opción. Al terminar, comencé a trabajar en un centro especializado, pero en seguida vi que no me acababa de gustar y quise seguir formándome. Fue así como hice el postgrado de Optometría Clínica aquí, en IMO. 

Dra. Barbany: Yo crecí entre libros de oftalmología y lámparas de hendidura ya que mi madre es oftalmóloga. De pequeña ojeaba con curiosidad los atlas con enormes fotografías de ojos y toqueteaba los artilugios que había por los cajones del consultorio. Sin embargo, no tomé mi decisión final hasta poco antes de entrar en la universidad ya que me gustaban varias carreras, como derecho, empresariales, química…

Sandra: Un gran cambio…

Dra. Barbany: Sí, finalmente escogí medicina porque me encantaba el contacto directo con las personas, poder ayudar en situaciones vulnerables y entender cómo funciona nuestro organismo. Al principio tuve dudas en cuanto a mi elección ya que los primeros años de carrera fueron muy teóricos, pero al tercer año empezamos con las prácticas clínicas y ahí hice un clic, entendí que era mi verdadera vocación.

Dra. Pomares: ¡El clic del tercer curso! En biología igual, la parte práctica engancha. Yo hice, claro, todas las optativas de genética. Pero es cierto que te puedes frustrar en un primer momento.

Sandra: Sí, los primeros años pueden ser duros, muy teóricos... En mi caso, hubo varios compañeros que dejaron la carrera a la mitad, por ese motivo.

Dra. Barbany: Cuando te estás formando, si no tienes pasión por lo que haces y no te gusta, no lo haces igual.

“En medicina, aprendes y ves, cada día, una cosa diferente que te hace dudar. Es un reto trabajar e investigar para encontrar una solución”.

Dra. Miriam Barbany, oftalmóloga de IMO Grupo Miranza

Y ahora, ¿qué es lo que os apasiona de vuestro trabajo?

Dra. Barbany: Ayudar a la gente, aprender y ver cada día cosas diferentes. La oftalmología es una especialidad muy dinámica y dónde la formación es continua. A diario nos encontramos casos complejos que nos motivan a investigar para encontrar soluciones.  

Dra. Pomares: Sí, en investigación cada día tenemos un nuevo reto, cada día hay algo nuevo. La medicina es eso, siempre renovándote y aprendiendo. Biológicamente nos vamos renovando, cambiando, la medicina cambia.

Además, es muy gratificante ayudar al paciente y transmitirle conocimiento. Hay muchas cosas que la sociedad, en general, no conoce sobre la genética. Nuestro trabajo es explicar el porqué de las cosas a los pacientes. ¿Por qué una enfermedad ocular hereditaria es así? ¿Por qué les pasa? ¿Cómo les afecta en su día a día? Nosotros lo transmitimos.

Sandra: Y, además de esta parte divulgativa, es especialmente gratificante sumar en la vida del paciente. Saber que el paciente se marcha de la consulta con la sensación de haber sido escuchado y tratado de la mejor manera posible. De una manera empática, humana

La gran aventura IMO

¿Cuándo os incorporásteis a IMO Grupo Miranza?

Sandra: En 2005, hice el Postgrado en Optometría Clínica de Fundación IMO. Y creo que les gusté porque, poco después de terminarlo, me llamaron para venir a trabajar (risas). Los primeros años, de aprendizaje y conocimiento, fueron brutales. Quedé impresionada con la forma de trabajar, el talento del equipo médico…Al cabo de unos cuantos años llegó la maternidad, que aunque al comienzo no fue fácil, y a veces continúa sin serlo (risas), logré compaginarla con el trabajo. Desde hace poco, formo parte también del Departamento de I+D+i, un nuevo reto que he acogido con muchísima ilusión. Avanzamos en el tratamiento de muchas patologías oculares.

Dra. Pomares: Yo comencé a colaborar en 2009. Lo hacía desde el Departamento de Genética de la Universitat de Barcelona, haciendo consejo y diagnóstico genético. A los 3 años, el Dr. Borja Corcóstegui y el Dr. Rafael Navarro me animaron a venir aquí, IMO quería tener un departamento de genética y un laboratorio propio.

Sandra: ¿Y qué pensaste?

Dra. Pomares: No quería hacer sólo consejo y diagnóstico genético. No me quería desvincular de la investigación, quería hacer las dos cosas. Y se apostó, desde Fundación IMO, por la investigación básica. ¡Encajó todo! Fue en 2013, con mi compañera Pilar Méndez (técnica de laboratorio), empezamos y nos preguntamos: ¿cómo se monta un laboratorio desde cero? (risas).

Pero, volviendo al presente, lo que destaco de trabajar aquí es el feedback con los pacientes y sus familiares, oftalmólogos, la colaboración entre todos los equipos… para nosotros es distinto a trabajar en un laboratorio alejado de la asistencia clínica. Es un plus.

Dra. Barbany: Sí, esto que comentas es clave. Yo entré en IMO en 2016 y lo que más me llamó la atención fue ver la gran coordinación entre los diferentes equipos y especialistas de cada patología. El trabajar codo con codo con los compañeros de optometría, genética y referentes de otras especialidades permite que podamos tratar de manera íntegra a pacientes complejos. Es muy gratificante estar en un lugar dónde sabes que tus pacientes van a recibir el mejor trato posible.

Sandra: Y vivimos un gran momento de avances, técnicas diagnósticas y tratamientos…

Dra. Pomares: La ciencia no deja de avanzar. Todo va muy deprisa.

Dra. Barbany: Sí, es un continuo aprendizaje. Lo bueno de estar en IMO es que disponemos de tecnología de última generación. En los últimos años, por ejemplo, ha habido grandes avances en el tratamiento para el ojo seco y nosotros, gracias a que hemos tenido acceso a equipos punteros, hemos podido ir un pasito por delante.

Referentes

¿Habéis tenido algún referente o inspiración?

Dra. Barbany: A lo largo de mi formación he tenido varios referentes, desde mis compañeros de departamento en IMO hasta mi mentor, el Dr. Salvador. Sin embargo, quiero destacar el papel de mis padres y en concreto de las figuras femeninas en mi familia, mi madre y abuela, ejemplos de superación y de mujer/madre trabajadora.

Sandra: ¡Todos ellos son espejos en los que mirarse! Pero cuando yo entré, solo había oftalmólogos, a excepción de la Dra. Isabel Nieto. Poco a poco, fuisteis entrando más doctoras. Y quiero destacarlas. Tengo especial admiración por mis compañeras, oftalmólogas, optometristas, genetistas, auxiliares, administrativas…estamos siempre al pie al cañón. Mujeres, madres y con una capacidad de trabajo asombrosa.

Dra. Pomares: Es que el mundo sanitario cada vez es más femenino. Yo, de pequeña, tenía dos claros referentes familiares, dos tíos que se dedicaban a la investigación en Estados Unidos. Actualmente, valoro y admiro todas las mujeres que contribuyen y hacen que la ciencia avance. Y que quizá no conocemos y están en segundo plano. ¡Hay muchas que no conocemos ni conoceremos! Debemos dar visibilidad a la mujer que puede con todo, investiga, tira adelante…

Dra. Barbany: Y que trabaja en equipo.

Sandra: Quizá por eso somos “menos visibles”, somos menos individualistas trabajando.

“Hay que hablar de equipos, la ciencia es algo que hacemos entre todos. Y dar visibilidad a mujeres científicas que no conocemos ni conoceremos”.

Dra. Esther Pomares, responsable del Departamento de Genética 

Investigación

Vuestro denominador común, además de trabajar en ciencias de la salud y en IMO, es la investigación. ¿Qué retos creéis que afronta este campo?

Dra.Barbany: El gran reto es conseguir más fondos y poner en valor la importancia de investigar. Hay muchísimo por investigar…

Dra. Pomares: Y fondos también para el equipo humano, para tener un buen equipo de profesionales. Es importante reconocer y dar notoriedad al trabajo del investigador. Nunca seremos punteros en ciencia si los investigadores son precarios y no se valoran. Y, es lo que comentábamos antes, muchos son desconocidos y hacen un trabajo vital para curar enfermedades.

Sandra: Yo también quiero destacar la valentía de los pacientes. Por ejemplo, una paciente con DMAE seca me lo comentaba ayer: “Es una enfermedad hereditaria, ya no solo deseo participar en el estudio por mí, si no por mis hijos y mis nietos". Cualquier avance en el tratamiento de esta enfermedad, podría ayudarles en un futuro. Ayudan al avance, para ellos y para los que vienen después. Si no hay pacientes valientes, tampoco habría investigación.  

Dra. Pomares:  Tenemos una dinámica entre todos espectacular. Y, en IMO, estamos en un gran momento. En el Departamento de Genética tenemos 4 proyectos de investigación básica en marcha, participamos en un ensayo clínico de terapa génica, contamos con 4 investigadores postdoctorales trabajando en nuestro laboratorio. Investigamos en terapias génicas y celulares y el potencial que tienen éstas es enorme. Yo pienso que lo que viene en investigación es justamente esto, utilizar células sanas, la biología, para revertir las enfermedades.

Dra. Barbany: Ensayos clínicos, terapias génicas, un abanico de nuevas posibilidades…

Sandra: ¡Y lo estamos haciendo aquí!

Dra. Pomares: Estoy convencida que muchas enfermedades que hoy en día no sabemos tratar, podremos hacerlo en el futuro. Hay mucho trabajo por hacer.

“Sin la valentía de nuestros pacientes, tampoco podríamos lograr avances y seguir investigando. Merecen nuestro reconocimiento”

Sandra Suescun, óptica optometrista y miembro del Departamento de I+D+i

3 consejos para los niños y niñas que nos lean y quieran dedicarse a las ciencias de la salud:

Dra. Esther Pomares

  • Hay muchos caminos para llegar a un mismo destino, ¡busca el tuyo!
  • Estudia y fórmate en muchos ámbitos de la ciencia, para poder saber cuál es el que más te gusta
  • Disfruta y aprovecha todas las etapas de formación, ¡son únicas!

Dra. Miriam Barbany 

  • Disfrutar con lo que haces
  • No perder la curiosidad y las ganas de aprender
  • Luchar por los sueños y convicciones de cada uno

• Sandra Suescun

  • Estudiar y no perder las ganas de aprender nunca
  • Sentir pasión por lo que hacen
  • Que no les digan qué no pueden hacer

 

You may be interested in