La Fundación IMO detecta un 40% de problemas visuales entre alumnos de Badalona, gracias a la colaboración de padres y maestros

La implicación creciente del entorno familiar, docente y sanitario de los alumnos, uno de los objetivos del Programa de salud ocular en la infancia desfavorecida, dota de mayor eficacia a las campañas de revisión.

La sexta campaña de prevención de la salud ocular infantil de la Fundación IMO y la Obra Social la “Caixa” en Badalona, realizada los días 19, 20 y 21 de octubre con la colaboración del Consorci Badalona Sud, se cerró con 122 nuevas revisiones a escolares en riesgo de exclusión social, entre primeras visitas (53) y controles de seguimiento (69).

En lo que se refiere a las primeras visitas, el equipo de optometristas y oftalmólogos desplazado a la escuela Lestonnac, donde se llevaron a cabo las exploraciones, detectó un 40% de problemas visuales no diagnosticados, un porcentaje muy superior a la media del 25% obtenida en anteriores rondas en esta y otras zonas y solo superado en junio de 2014, en una campaña llevada a cabo también en Badalona. En aquella ocasión, hasta el 80% de los niños revisados habían sido derivados directamente desde CAPs que, tras una primera exploración, sospechaban de posible patología. Este filtro previo hizo que a un 66% de los niños sometidos a control se les diagnosticara algún problema ocular.

En este caso ha sido el entorno familiar y docente el que ha logrado aumentar la eficacia de las revisiones, gracias “a la derivación directa de niños con alguna sospecha de problema visual por parte de familiares y profesores”, según explica la Dra. Ana Wert, especialista en Oftalmología Pediátrica y Estrabismo de IMO.

En esta campaña se ha obtenido el segundo porcentaje de patología oculta más elevado desde que se inició el programa en 2013, solo superado en junio del año pasado, también en Badalona

Entorno más atento y sensible

Estos dos ejemplos constatan la concienciación e implicación creciente de distintos actores clave en la salud ocular e integración escolar de los alumnos, uno de los objetivos más importantes del Programa de salud ocular en la infancia desfavorecida, puesto en marcha por la Fundación IMO y la Obra Social “la Caixa” en 2013. Badalona es la zona en la que más campañas se han llevado a cabo, ya que fue en una escuela de esta ciudad barcelonesa donde se iniciaron las revisiones, y a la que se ha ido volviendo regularmente para hacer seguimiento de los alumnos con alguna patología o riesgo de desarrollarla.

Para la Dra. Wert, “el hecho de repetir periódicamente la iniciativa en una misma zona, habiéndose realizado ya más de 800 revisiones en Badalona a lo largo de 6 campañas, contribuye a una mayor sensibilización sobre la importancia de cuidar la salud ocular infantil. Como resultado, tanto en casa como en la escuela, se fijan cada vez más en los síntomas y señales de alerta que pueden esconder un problema ocular”.

Así lo corrobora Enric Suris, jefe de estudios de Lestonnac de Badalona, quien asegura que “cuando vemos que un alumno entrecierra los ojos para mirar la pizarra, se acerca mucho al libro, adopta una mala postura al escribir o tiene dolores de cabeza frecuentes, lo dirigimos a las revisiones de la Fundación IMO”. También destaca la gran adhesión por parte de las familias: “a pesar de que al principio eran reticentes a autorizar el uso de gotas para dilatar la pupila y así poder explorar el fondo de ojo, ahora prácticamente todas nos dan su consentimiento. Es más, en muchos casos son los propios padres quienes se interesan por las revisiones y nos las solicitan, además de mostrarse generalmente muy colaboradores a la hora de seguir el tratamiento”.

Según Suris, la clave está en “la mejoría experimentada por los niños, que están más centrados y se distraen menos, leen mejor etc. En definitiva, percibimos un cambio en positivo, ya que la iniciativa no solo contempla la detección del problema, sino que también ofrece solución”.

Una de las bases del programa de la Fundación IMO y la Obra Social “la Caixa” es su continuidad, lo que permite seguir la evolución de la visión de los niños y su adhesión al tratamiento

Diagnóstico y tratamiento

Como ya es habitual, en las revisiones llevadas a cabo en octubre, los defectos refractivos, como la miopía y la hipermetropía, han sido el principal problema ocular detectado (hasta el 80% de los nuevos diagnósticos). A raíz de estos resultados, se han prescrito 10 gafas, 1 oclusión y 1 tratamiento médico, proporcionados sin coste a los escolares, y se han programado 38 controles de seguimiento que se llevarán a cabo en próximas campañas en la zona.

El seguimiento realizado en esta ocasión a 69 niños ha permitido constatar un correcto desarrollo visual en un 23% de los casos, mientras que en el 77% restante se ha confirmado el diagnóstico de algún problema ocular. Consiguientemente, se ha actualizado el tratamiento prescrito en 19 pacientes, modificando la graduación de la corrección óptica o bien las pautas de oclusión y medicación.