IMO Instituto de Microcirugía Ocular

córnea artificial

Expertos en córnea artificial se dan cita en IMO

Las queratoprótesis, una alternativa creciente para algunos pacientes con patologías corneales severas

En el marco del congreso de EUCORNEA (Sociedad Europea de Especialistas en Córnea y Superficie Ocular), que reunirá en Barcelona a más de 800 oftalmólogos los días 4 y 5 de septiembre, la Dra. Elena Arrondo y el Dr. José Luis Güell organizan en IMO una reunión de expertos del KPro Study Group. El objetivo es poner en común los últimos avances y la experiencia de los profesionales congregados en el campo de las queratoprótesis, un terreno complejo al que se dedican muy pocos especialistas en el mundo.

Cuando el trasplante de córnea falla

Como explica el Dr. Güell, “las queratoprótesis o córneas artificiales están indicadas en personas en las que un trasplante convencional tiene mal pronóstico, como en casos de enfermedad herpética o de fracaso de anteriores trasplantes”. En este sentido, el Dr. Güell apunta que “tras dos injertos de córnea en un mismo ojo, la probabilidades de supervivencia de un tercer injerto en un periodo de 10 años son mínimas. Para estos pacientes, las queratoprótesis pueden ofrecer una buena solución” y, como añade la Dra. Arrondo, “permitir en ocasiones mejorías muy significativas de la visión”.

La razón es que, según Güell, “al tratarse de un implante sintético –ya sea una córnea totalmente artificial o la combinación de una córnea humana de un donante con una óptica central artificial– evitamos que se vuelva opaca”.

Sin embargo, por este mismo motivo, las queratoprótesis también presentan una serie de complicaciones a largo plazo: “estamos hablando de elementos no biológicos en contacto con el exterior, a diferencia de las prótesis de cadera o de las válvulas del corazón que, una vez implantadas, se mantienen estables en el interior del cuerpo”.

Para evitar posibles riesgos asociados, las queratoprótesis han experimentado importantes mejoras en los últimos años, con el desarrollo de nuevos diseños y la utilización de materiales más histocompatibles. Gracias a ello, “las córneas artificiales han aumentado su indicación y representan una alternativa para un espectro cada vez más amplio de pacientes”, concluye el coordinador del Departamento de Córnea, Catarata y Cirugía Refractiva de IMO.

image001 (1)

Estrecha relación con el glaucoma

Un factor que no se puede obviar en el manejo de estos casos es el glaucoma, patología que afecta a más de un 70% de los pacientes, ya sea de forma previa a la implantación de la queratoprótesis o después de la cirugía.

Según la Dra. Arrondo, del Departamento de Glaucoma del Instituto, los problemas de hipertensión ocular que dan lugar a esta patología se explican por diferentes causas: “la presencia de la córnea artificial puede alterar el drenaje del humor acuoso o bien impedir que la medicación para controlar la presión se absorba correctamente, de modo que pierda eficacia. Fármacos como los corticoides que deben tomar estos pacientes de forma crónica también pueden hacer que suba la tensión ocular”.

De ahí la importancia de que las personas con queratoprótesis no tan solo sean consultadas por el especialista en córnea sino también por el glaucomatólogo y otros expertos como el retinólogo. Un abordaje altamente especializado y, a la vez, integral, como promueve el trabajo coordinado entre el equipo de oftalmólogos de IMO, resulta clave para mejorar el pronóstico en aquellos casos más complejos.

Suscríbete a nuestras novedades



Debes estar logueado para publicar un comentario.

Artículos relacionados

Contactar

Certificaciones:

Colaborador oficial de: